La sutileza y maestría del artista, Pino Daeni

Debemos de darle, primero…las gracias. Evidentemente es un enamorado de todo lo que engloba, la palabra “mujer”. Su absoluta empatia y sensibilidad en el tratamiento de la figura femenina, merece todo un aplauso sin final. Gracias, por entendernos. Por saber como nos miramos, como actuamos, como se expresa la delicadeza femenina, nuestra sensualidad, como interpretas con tu pincel estas imágenes, algunas, llenas de bucolismo… y como repartes tu técnica sobre el lienzo, envolviendo a los personajes que creas, a tus mujeres. Enmarcadas en un halo de misterio y de realismo casi dramático en combinación con un matiz romántico y las impregnas de la mas absoluta esencia femenina. Para que no olvidemos, qué es lo bonito.
Nada que decir de las formas, de la elocuencia en el tratamiento de los tejidos… de los pliegues definidos, e indefinidos; de las luces y efectos atornasolados, de transparencias, de rigidez o de gracia.
Gracias también por hacer patente, algo tan femenino y español como “el mantón de Manila”, siendo italiano. Por vestirnos aún desnudas, pero elegantes, dando un cariz selecto a través de los objetos, o del entorno, o simplemente del vestuario o atrezzo. Gracias por plasmar tan armónicos estampados, con generosidad de flores y adornos difuminados.Por fabricar el enrejado de los flecos (originario de España) con paciencia y sutil trazo. Puedo adivinar casi el olor del perfume, mezclado con la piel…lo único que te hubiera faltado, es perfumar tus cuadros…
Los aspectos gestuales son muy personales, definidos y doctos. Desde la expresión del rostro (adivinando cansancio, coqueteria, o descanso), muestra cabe del rictus de la boca, de la postura, la forma de colocar la mano, de coger un libro, de la abotonadura de la blusa, de la expresión anatómica bajo foco…
No puedo creer que desde 1939 que naciste, te conocí hace apenas un mes.La verdad, es que ahora, ya no opino lo mismo del Greco, de Sorolla, de Antonio Lopez, de Zuloaga, de Coello…Es lo mínimo que hubieras aterrizado en New York, con la difusión y magnitud pictórica de tu obra. Hasta los ochenta parece que no empezaste a despegar, despues de muchas miserias y situaciones incomodas.¿Por qué a veces tarda tanto en reconocerse lo bueno, aunque caiga por su propio peso visual?

Gracias una vez mas, por ver proyectada el lado mas exquisito de mi condición, de mujer…me gusta que nosotras y los hombres, así lo vean.
Yo, desde aquí, ¡lo celebro!

2 responses to “La sutileza y maestría del artista, Pino Daeni

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s